Cómo Cuidar la Salud Visual: Consejos y Recomendaciones
octubre 24, 2023
Síntomas del Glaucoma: Comprendiendo sus Signos y Manifestaciones
octubre 24, 2023

Cirugía de Cataratas: Restaurando la Claridad Visual

La cirugía de cataratas es un procedimiento comúnmente realizado para tratar la opacidad del cristalino del ojo, restaurando así la claridad de la visión. En este artículo, exploraremos en detalle qué es la cirugía de cataratas, por qué se realiza, los riesgos asociados y qué esperar antes, durante y después del procedimiento.

Descripción General

La catarata es una condición en la que el cristalino, la parte del ojo responsable de enfocar la luz, se vuelve opaco con el tiempo. Esto afecta la calidad de la visión, causando borrosidad y dificultades en la percepción de las luces. La cirugía de cataratas es un procedimiento ambulatorio, lo que significa que generalmente no requiere una estadía hospitalaria. En su lugar, se lleva a cabo en un entorno clínico por un oftalmólogo, un especialista en problemas oculares.

 

Por Qué se Realiza

La cirugía de cataratas se lleva a cabo principalmente para tratar las cataratas que afectan la visión. Cuando una catarata interfiere con el tratamiento de otras afecciones oculares, también se puede recomendar la cirugía. Por ejemplo, si una catarata dificulta la evaluación de problemas oculares como la degeneración macular relacionada con la edad o la retinopatía diabética, la cirugía puede ser necesaria.

En la mayoría de los casos, esperar para someterse a la cirugía de cataratas no dañará el ojo, brindando a los pacientes el tiempo necesario para considerar sus opciones. Algunas preguntas que se deben tener en cuenta antes de la cirugía incluyen:

  • ¿Puede ver lo suficientemente bien para realizar sus actividades diarias de manera segura?
  • ¿Experimenta dificultades al leer, ver televisión o realizar actividades como cocinar, hacer compras o trabajar en el jardín?
  • ¿Las deficiencias visuales afectan su independencia?
  • ¿Las luces brillantes dificultan su visión?

 

Riesgos de la Cirugía de Cataratas

Aunque las complicaciones después de la cirugía de cataratas son poco frecuentes, es importante tener en cuenta los riesgos potenciales. Estos pueden incluir:

  • Inflamación
  • Infección
  • Sangrado
  • Hinchazón
  • Caída del párpado
  • Dislocación de la lente artificial
  • Desprendimiento de retina
  • Glaucoma
  • Catarata secundaria
  • Pérdida de visión

El riesgo de complicaciones puede aumentar en casos de otras afecciones oculares o enfermedades graves. A veces, la cirugía de cataratas no mejora la visión debido al daño oculto en el ojo provocado por otras enfermedades como el glaucoma o la degeneración macular. Por lo tanto, es esencial evaluar otros problemas oculares antes de decidir someterse a una cirugía de cataratas.

 

Preparación para la Cirugía de Cataratas

Antes del procedimiento, es posible que deba seguir ciertas pautas, como ayunar durante al menos 12 horas antes de la cirugía y suspender temporalmente ciertos medicamentos que puedan aumentar el riesgo de sangrado. Además, es común recetar gotas antibióticas para los ojos que se deben usar uno o dos días antes de la cirugía.

Otras precauciones incluyen la organización de transporte a casa, ya que después de la cirugía no se puede conducir. También es importante realizar arreglos para recibir ayuda en casa, ya que es posible que el médico restrinja algunas actividades, como inclinarse o levantar objetos pesados, durante aproximadamente una semana después de la cirugía.

Qué Esperar durante la Cirugía de Cataratas

Antes del procedimiento, su oftalmólogo realizará una ecografía para medir el tamaño y la forma de su ojo. Esto ayudará a determinar el tipo adecuado de lente intraocular (LIO) que se implantará durante la cirugía. Existen varios tipos de LIO, cada uno con sus características específicas:

  • Monofocal de enfoque fijo: se centra en la visión a distancia, generalmente requiere lentes de lectura.
  • Monofocal acomodativa: puede cambiar su enfoque entre objetos cercanos y lejanos.
  • Multifocal: permite ver a diferentes distancias, similar a los anteojos bifocales o progresivos.
  • Corrección de astigmatismo (tórica): corrige el astigmatismo si es necesario.

Antes de la cirugía, discutirá con su oftalmólogo cuál es la opción más adecuada para su caso y estilo de vida.

 

Durante el Procedimiento

La cirugía de cataratas es generalmente un procedimiento ambulatorio que dura aproximadamente una hora. Durante el procedimiento, el oftalmólogo seguirá estos pasos:

  • Dilatará la pupila con gotas para los ojos.
  • Aplicará anestesia local para adormecer el área y, en algunos casos, administrará un sedante para relajar al paciente.
  • Luego, se procederá a quitar el cristalino nublado y a implantar una lente artificial y transparente en su lugar.

Los métodos quirúrgicos utilizados para eliminar las cataratas incluyen:

  • Facoemulsificación: un procedimiento que implica una pequeña incisión en la córnea y el uso de una sonda ultrasónica para romper la catarata y succionar los fragmentos.
  • Extracción extracapsular de cataratas: un procedimiento menos común que requiere una incisión más grande y la extracción de la cápsula frontal del cristalino y la catarata en una sola pieza.

 

Después del Procedimiento

Después de la cirugía de cataratas, se espera que la visión comience a mejorar en unos días, aunque inicialmente puede haber borrosidad mientras el ojo se cura y se ajusta. Los colores pueden parecer más vibrantes después de la cirugía debido a que se está viendo a través de una lente nueva y transparente.

Es común sentir picazón y una leve molestia en los días posteriores a la cirugía, pero es esencial evitar frotar o presionar el ojo. El médico puede recetar gotas o medicamentos para prevenir infecciones, reducir la inflamación y controlar la presión ocular. En la mayoría de los casos, se programarán visitas de seguimiento para evaluar el proceso de curación.

 

Resultados de la Cirugía de Cataratas

La cirugía de cataratas tiene una alta tasa de éxito y, en la mayoría de los casos, mejora significativamente la visión. La elección del tipo de lente intraocular, como los lentes monofocales o multifocales, puede influir en su capacidad para ver a diferentes distancias. Algunas personas pueden necesitar lentes de lectura para leer después de la cirugía si se elige un lente monofocal para enfocar solo en la visión lejana. Los lentes multifocales o acomodativos pueden permitir una visión más versátil.