Cuidados básicos en el uso de lentes de contacto blandos

Si usted usa lentes de contacto blandos tenga en cuentas las siguientes recomendaciones para lograr un correcto funcionamiento de los mismos y evitar problemas en su visión.

  Retírese los lentes de contacto si va a bañarse o nadar.
 No dormir con los lentes puestos
 Alterne el uso de lentes con las gafas. Ej: durante el día lentes y en la noche gafas.
 Descanse del uso de lentes mínimo un día a la semana.
 En caso de sentir resequedad o molestias, lubrique los ojos únicamente con las gotas que su especialista le autorice.


Glosario de Términos

La información que contiene este Glosario de Términos, con el fin de que sea una herramienta útil para las personas que consulten la información:

Anillos intraestromales

Son implantes de material acrílico inerte y biocompatible con el ojo, utilizados para mejorar la visión en problemas corneales como el queratocono. Se caracterizan por ubicarse en el estroma de la córnea. No son visibles a simple vista. Se implantan con cirugía. 

Anteojos

Comúnmente conocidos como gafas. Son lentes oftálmicos montados sobre un marco que los sostienen a una distancia determinada (usualmente entre 12 y 15 mm), al frente de la superficie ocular, corrigiendo así los defectos refractivos.

Astigmatismo

Es el defecto refractivo que generalmente proviene de la curvatura de la córnea, en el cual los rayos de luz que entran al ojo se focalizan entre dos puntos diferentes, impidiendo el enfoque claro de los objetos cercanos y lejanos.

Blefaroplastia

Cirugía plástica de los párpados.

Catarata

Opacidad del cristalino que reduce la visión. Por lo general, se presenta en personas de edad avanzada, pero puede aparecer a cualquier edad. La catarata puede estar asociada a otras enfermedades (diabetes) o presentarse como consecuencia de la administración de ciertos medicamentos, traumas (golpes), entre otros.

Córnea

Tejido transparente en forma de cúpula, localizado en la posición más anterior del globo ocular. Es la responsable de la mayoría del poder convergente del mismo.

Cristalino

Lente natural interno del ojo que es responsable de la acomodación o enfoque del sistema óptico.

Crosslinking

Término médico usado para denominar el procedimiento de reforzamiento del colágeno corneal, mediado por luz ultravioleta. Actualmente se emplea en el tratamiento del queratocono.

Defectos Refractivos

Trastornos del sistema óptico ocular que afectan la cantidad y la calidad de visión. Se caracterizan porque los rayos de luz que entran al ojo no son focalizados en la retina. La miopía, hipermetropía y astigmatismo son los defectos refractivos y pueden ser corregidos con gafas, lentes de contacto o cirugía refractiva.

Excimer

Acrónimo de Excited Dimer, tecnología utilizada en los láseres para corregir los defectos refractivos.

Facoemulsificación

Técnica avanzada para el tratamiento de la catarata en la que se utiliza ultrasonido para disolver el cristalino opaco y extraerlo a través de una mínima incisión.

Glaucoma

Enfermedad del nervio óptico, usualmente producida por el aumento de la presión intraocular en la cual se pierde inicialmente la visión periférica y progresivamente la visión central. Es una enfermedad silenciosa (no da molestias), que puede llevar a la ceguera irreversible sin una detección temprana y tratamiento adecuados. Tiene influencia genética.

Hipermetropía

Es el defecto refractivo que altera la visión porque los rayos de luz que entran al ojo se focalizan en un punto detrás de la retina.

LASEK

Acrónimo de Laser Asisted Subepithelial Keratectomy, técnica usada en la corrección de los defectos refractivos en la cual la ablación se realiza en el plano subepitelial.

LASER

Acrónimo de Light Amplificated by Stimulated Emisión of Radiation, es una luz de alta intensidad y energía utilizada en la medicina y en la industria con diversos fines.

LASIK

Acrónimo de Laser Asisted in situ Keratomileusis, la técnica más usada para la corrección de los defectos refractivos. Consiste en un corte en la córnea y la aplicación de un láser especial sobre el estroma corneal.

Lente de contacto

Alternativa para la corrección de los defectos refractivos en la cual se utilizan lentes de formas y materiales especiales que se pueden adaptar en contacto directo sobre la superficie corneal.

Miopía

Es el defecto refractivo del ojo con alteración de la visión, principalmente de lejos, en el que los rayos de luz que entran al ojo se focalizan en un punto por delante de la retina.

Nervio óptico

Parte anatómica del ojo encargada de transmitir los estímulos visuales desde la retina hasta el cerebro.

Ojo Seco

Término médico que se atribuye a un grupo de enfermedades caracterizadas por producir alteraciones en la calidad o cantidad de lágrima.

Presbicia

Es la disminución de la capacidad de acomodación del ojo, por lo cual los objetos cercanos se ven con dificultad, pero se conserva la visión lejana. Este proceso, que comienza alrededor de los 40 años y aumenta con la edad, no es una enfermedad, es un proceso natural que se presenta en todas las personas.

PRK

Acrónimo de Photorefractive Keratectomy, técnica usada para la corrección de los defectos refractivos en la cual se realiza la ablación en la superficie corneal.

Pterigión

Es una masa de tejido conjuntival anómalo en la superficie ocular elevada y prominente que tiende a avanzar hacia la córnea y se observa como una carnosidad.

Queratocono

Enfermedad degenerativa de la córnea en la cual ésta se adelgaza y se deforma proyectándose hacia delante en forma de cono, lo cual le da el nombre característico.

Retina

Parte anatómica del ojo encargada de convertir los rayos de luz que entran en él en estímulos nerviosos que se transportan al cerebro para hacer consciente la imagen.

Test de Schirmer

Prueba para determinar la cantidad de producción de lágrimas. Se utiliza en los casos de ojo seco. Se colocan unas tiras de papel de filtro especial en los párpados durante algunos minutos.

Trasplante de Córnea

Técnica quirúrgica para el tratamiento de enfermedades corneales en la cual se reemplaza el tejido corneal enfermo por otro sano proveniente de un donante humano.

Aplicación de Medicamentos Oftalmológicos

Denominamos colirios a las preparaciones farmacéuticas destinadas a ser aplicadas en los ojos.
Para su utilización es necesario tener en cuenta una serie de precauciones, ya que es muy fácil se contaminación.

Aplicación de Colirios

  • Manipular los colirios siempre con las manos limpias. Para ello hay que lavarse las manos inmediatamente antes de la aplicación del colirio.
  • Para facilitar la aplicación del colirio, lo adecuado es bajar el parpado inferior, aplicando las gotas en la cavidad que se forma.
  • Ayuda en el procedimiento en inclinar la cabeza un poco hacia atrás y hacia el lado del ojo donde se aplicaran las gotas.
  • Es también fundamental aplicar el número exacto de gotas prescritas, y después procurar parpadear un par de veces para extender las gotas por toda la superficie ocular.
  • Se aconseja posteriormente que se cierren los ojos durante unos minutos, para limpiar el exceso de líquido.

Con estas precauciones, conseguiremos unas óptimas condiciones para que el medicamento pueda desarrollar plenamente la acción esperada.

Aplicación de pomadas

  • Inclinar la cabeza hacia atrás y hacia abajo. Bajar ligeramente el parpado inferior y extender la pomada en el saco conjuntival, pero nunca directamente en el ojo.
  • Mantener los ojos cerrados uno o dos minutos para que la pomada pueda extenderse y distribuirse adecuadamente.

Puede ser que durante unos segundos la visión se vuelve borrosa, por eso evitar realizar cualquier actividad que requiera agudeza visual.

Consejos

  • Debe recordarse mantener el envase bien cerrado en un lugar fresco y seco hasta la siguiente aplicación.
  • Los colirios son de uso personal, es decir no debe compartirse su uso con otras personas.
  • Asimismo, deben desecharse a las cuatro semanas de estar abiertos, o al finalizar el tratamiento si es de menos duración, ya que de otro modo podrá contaminarse.
  • Para evitar la contaminación del medicamento es importante que la punta del aplicador no entre en contacto con ninguna superficie incluyendo el ojo.



Recomendaciones para el Cuidado de sus Ojos

Consejos útiles acerca de medidas preventivas para su salud visual.

Estas recomendaciones van dirigidas a las personas y entidades que se preocupan por la salud pública (Cuidado de la salud de la comunidad).

Por lo tanto, para quienes tenemos la responsabilidad de cuidar la salud visual de la comunidad, es importante definir algunos conceptos importantes y dar a conocer unos cuidados que se deben tener en cuenta en la rutina diaria para garantizar el bienestar de nuestros ojos:

¿Quién es el oftalmólogo?

El oftalmólogo es un profesional que ha dedicado seis años al estudio de la medicina, un año de internado hospitalario, un año de servicio médico social y tres años de especialización en el cuidado de la salud visual, el tratamiento de las enfermedades oculares y los procedimientos quirúrgicos oculares. Además, es conocedor de la óptica ocular y de la prescripción de anteojos.

¿Quién es el optómetra?

El optómetra es un profesional que ha dedicado cinco años de estudio a la óptica del ojo y durante su ejercicio prescribe anteojos y adapta lentes de contacto.

¿Cuándo ir al Oftalmólogo?

En algunas etapas de la vida o cuando se presenta una enfermedad en particular, es importante recurrir a tiempo al oftalmólogo para garantizar el máximo cuidado de la salud visual.

A - En la infancia:

Todo niño debe ser evaluado por el oftalmólogo antes de cumplir dos años de vida y al iniciar su vida escolar para descubrir si existen defectos visuales que requieren la adaptación de gafas. La miopía, la hipermetropía y el astigmatismo tienen en parte origen genético, por lo tanto, aunque no podemos impedir que aparezcan, si se detectan a tiempo, se puede rehabilitar la visión del niño y evitar que se presente el deterioro visual (ambliopía).

De igual manera, es importante realizar una visita al oftalmólogo si se presentan algunas de las siguientes situaciones:

  • Niños nacidos prematuros o con bajo peso, en quienes la retinopatía de la prematuridad es una enfermedad común y muy grave.
  • El bebé que después de los tres meses no sigue visualmente los objetos.
  • Los niños que nacen con ojos muy grandes que, algunas veces, son catalogados como bonitos.
  • Niños que tienen la pupila blanca (Llamada popularmente niña del ojo), que podría tratarse de catarata congénita o de un tumor llamado retinoblastoma.
  • Cuando se presentan movimientos anormales de los ojos o desviaciones manifiestas, comúnmente conocidos como "bizcos".

B - En la adolescencia:

En esta etapa aumenta la actividad visual debido a las exigencias del estudio. Por lo tanto, es importante que, al menos cada 2 o 3 años, se realice un examen oftalmológico integral. El no usar las gafas cuando se requieren, puede generar cansancio o dolor de cabeza y afectar el rendimiento escolar.

En algunos casos, cuando el estudiante prefiere sentarse en las últimas sillas del aula, presta poca atención al maestro y es catalogado como indisciplinado, es posible que esté sufriendo un problema de disminución visual que le impide concentrarse en clase.

Es importante destacar que aunque el uso de los anteojos no "cura" ni evita la progresión de los defectos refractivos, sí mejora la calidad visual del joven y, por lo tanto, su calidad de vida.

C - En la adultez:

En la edad madura es fundamental tener un constante cuidado de la salud visual teniendo en cuenta que es una etapa de la vida donde se presentan diversas enfermedades que afectan los ojos:

Glaucoma: Es una enfermedad crónica causada por la elevación de la presión del ojo que daña progresivamente el nervio óptico (Un millón de cablecitos que transmiten al cerebro la información del ojo), sin presentar síntomas, lo que la convierte en un enemigo oculto pero que se puede controlar con el uso permanente de medicamentos o con cirugía.

Tener familiares con glaucoma, ser de raza negra o mayor de 40 años son condiciones que facilitan la aparición de la enfermedad, por lo tanto, todo paciente que supere esa edad debe realizarse una valoración oftalmológica al menos cada 2 o 3 años para medir la presión del ojo y analizar el estado de su campo visual y de las fibras nerviosas.

Retinopatía Diabética: Cuando el paciente sufre de diabetes, esta enfermedad puede afectar la retina (Retinopatía diabética), por lo tanto es necesario que asista al control oftalmológico, mínimo cada año, para conocer el estado de la retina.

Catarata: Ésta, que es la enfermedad del ojo más común en la tercera edad, puede ser causada por el envejecimiento natural, por golpes o como consecuencia de enfermedades como la diabetes.

Cuando el ojo sufre de catarata, el lente interno por donde pasan los rayos de luz se opaca y la alternativa recuperar la visión a través de la cirugía en la cual se reemplaza el lente opaco por uno artificial plegable que permite prescindir de los puntos de las incisiones grandes y tiene una recuperación casi inmediata.

La implantación de lentes intraoculares les permites a nuestros pacientes disfrutar, sin el uso de anteojos, de la visión lejana y cercana después de la cirugía. Ellos dicen esos lentes son:"El mejor regalo de la vida". En casos de miopías altas, donde el ojo es más largo que el normal, la retina o película visual dentro del ojo se puede desprender y es fundamental que estos pacientes se realicen una evaluación oftalmológica anual. Ellos deben evitar el boxeo, los clavados en piscina, cabezazos en el fútbol, trabajo con taladros, lectura en carretas destapadas entre otros.

En el Centro Oftalmológico Virgilio Galvis, libramos una experiencia terapéutica positiva para la estabilizar la miopía. Hoy por hoy, la única manera de erradicar el uso de gafas lo brinda la cirugía refractiva con Excimer láser y solo se realiza cuando el defecto se ha estabilizado. Vale la pena anotar que en el mercado existen muchos equipos, algunos de vieja tecnología, para este tratamiento.

Definitivamente, se ha demostrado que la tecnología de última generación les permite a los pacientes la llamada "supervisión". Estos nuevos equipos realizan tratamientos personalizados que remueven las aberraciones o distorsiones ópticas que acompañan los defectos visuales de base.

D -En todas las edades

Las infecciones oculares, las alergias generales que comprometen el ojo, los traumas y las enfermedades generales como la hipertensión y las dislipidosis y las enfermedades degenerativas e inmunológicas como el lupus y la artritis demandan chequeos periódicos de su oftalmólogo. La historia clínica que se lleva es el mejor instrumento para el control y seguimiento de estas enfermedades.

Herpes en los ojos, ¡claro que existe!

Si tuviste varicela en la infancia y las defensas de tu cuerpo actualmente andan por los suelos, enfrentas el riesgo de sufrir infección ocular causada por virus del herpes, enfermedad que puede alterar tu salud visual. ¡Conoce las señales que advierten su llegada y protege tus ojos!

El herpes ataca a organismos débiles

Sin embargo, cuando el sistema de defensas está debilitado (por ejemplo, debido a estrés, cáncer o algún otro problema que afecta vida y salud), estos microorganismos comienzan a multiplicarse o se trasladan de una zona del cuerpo a otra. Si se concentran cerca o en los ojos provocan enfermedad herpética ocular. 

Tanto el virus del herpes zóster como del herpes simplex 1 afectan los nervios ubicados inmediatamente debajo de la piel, lo que explica el dolor que ocasionan; al mismo tiempo, causan otros síntomas que el médico toma en cuenta para determinar su diagnóstico y tratamiento.

Herpes zóster, inquilino para toda la vida

La varicela y el herpes zóster son infecciones muy contagiosas generadas por el mismo virus. Una vez que la persona contrae varicela, el microorganismo permanece inactivo en el sistema nervioso por el resto de su vida. Aunque en muchos casos jamás vuelve a manifestarse, en otros reaparece y se disemina por la piel, incluso del rostro, causando molesta enfermedad que puede afectar al ojo (herpes zóster oftálmico).

Aunque no saben con certeza por qué se generan brotes de herpes zóster luego de meses o años de inactividad, los médicos suponen que la clave es el envejecimiento del organismo, es decir, a medida que cumplimos años, nuestro sistema inmunológico se hace más vulnerable, por ello se registran más casos en personas mayores o adultos con pobres defensas.

De hecho, a diferencia de lo doloroso que resulta superar la enfermedad para un paciente de 40 ó 50 años, los adolescentes pueden contraer una forma leve de la infección gracias a que la mayoría tiene "defensas naturales” fuertes. 

Síntomas y tratamiento para herpes zóster oftálmico

Las señales que el médico identifica pueden incluir:

  • Intenso dolor en o alrededor de uno de los ojos (se describe como ardiente o palpitante), acompañado de punzadas.
  • Fiebre, cansancio, dolor de cabeza y molestia general en todo el cuerpo.
  • Sarpullido, irritación o inflamación en los párpados.
  • Ojos rojos.
  • Si se extiende a la córnea, ésta puede hincharse, presentar nubosidad y/o desarrollar cicatrices.
  • La atención médica debe iniciar de manera inmediata (lo ideal es a las 72 horas siguientes a la aparición de síntomas), a fin de evitar graves daños a la visión. Generalmente el tratamiento comprende:
  • Medicamentos antivirales para obtener alivio con rapidez (gotas oftálmicas o fármacos orales).
  • Si la infección está afectando a la córnea, posiblemente se prescriban gotas corticosteroides, las cuales deberán utilizarse solamente bajo supervisión médica, ya que pueden aumentar la presión intraocular.
  • Para el dolor puede sugerirse el uso de crema, aerosol o parche para adormecer la piel, o bien, ungüentos antihistamínicos (calman la comezón). 

Infección ocular por herpes simple

El principal indicio de enfermedad en la córnea por herpes simple tipo 1 (el mismo virus que causa herpes labial) es la irritación ocular, además de:

  • Dolor en o alrededor de un sólo ojo.
  • Disminución de la visión.
  • Coloración roja en ojo.
  • Sensación de tener suciedad o "arenilla”.
  • Lágrimas que se desbordan.
  • Dolor al mirar la luz brillante.
  • Hinchazón o nubosidad de la córnea.

Aunque la mayoría de casos de este trastorno también llamado queratoconjuntivitis por herpes simple desaparecen sin tratamiento, en ocasiones el virus penetra profundamente en la córnea y daña su superficie, incluso, llegan a formarse úlceras y pérdida de la sensibilidad cuando se toca el ojo.

Si el médico lo considera necesario, solicita pruebas especiales para confirmar el diagnóstico y conocer la gravedad de la afección, por ejemplo, revisa la presión intraocular o aplica cierto tinte (fluoresceína) para saber si el virus ha dañado la superficie del ojo.

Al igual que en la enfermedad por herpes zóster, el tratamiento incluye medicamentos antivirales ya sea en pomada o solución que se aplican sobre el ojo varias veces al día.

En caso de no resultar efectivos, es posible que deban administrarse también otros fármacos por vía oral. En ocasiones, para lograr curación más rápida, el oftalmólogo raspa suavemente la córnea con un bastoncito con punta de algodón para eliminar las células muertas y dañadas.

Cuida tu salud visual, ¡prevé brotes de herpes ocular!

No existe tratamiento que elimine el herpes por completo, ya que una vez ingresado al cuerpo éste lo "alojará” de por vida. Sin embargo, puedes evitar infecciones oculares recurrentes tomando en cuenta las siguientes medidas:

  • Si tienes una úlcera labial o un fuego, evita tocarte los ojos.
  • No uses lentes de contacto si sufres alguna infección.
  • Evita el uso de gotas oftálmicas con esteroides que se venden sin prescripción, ya que favorecen la multiplicación del virus.
  • Fortalece las defensas naturales de tu organismo mediante dieta equilibrada.
  • Acude inmediatamente al oftalmólogo si se presentan síntomas de herpes ocular.

Además, es fundamental respetar el tratamiento en la forma y tiempo indicado por tu médico, ya que aunque el ojo empiece a verse y sentirse mejor, la infección podría regresar y ponerte en riesgo de complicaciones que afecten tu calidad de vida y salud si la terapia se suspende prematuramente.